Preguntas frecuentes

Obtén tu respuesta aquí

A continuación, encontrarás respuestas a algunas de las preguntas más frecuentes. Estamos constantemente incluyendo las preguntas más frecuentes a esta página.

Si tienes alguna otra pregunta info@ketoandorganiccyprus.com

Es una dieta alta en grasas, baja en carbohidratos y moderada en proteínas que eventualmente hace que tu cuerpo pase a un estado de cetosis dietética.

En ausencia de carbohidratos para obtener energía (los carbohidratos son la fuente más fácil y rápida para el cuerpo), el hígado convierte la grasa en cetonas, que luego se queman para obtener energía.

Estar en un estado de «cetosis dietética» significa que se están quemando cetonas (o grasa) como principal fuente de energía de tu cuerpo para alimentar tus actividades e incluso tu función cerebral.

Sí, lo es, y ha existido desde el principio del hombre.
Sin embargo, es posible que tengas que hacer adaptaciones especiales o planificar de antemano en las siguientes situaciones:

  • Si estás tomando medicación para la diabetes, por ejemplo, insulina.
  • Si te estás medicando para la hipertensión.
  • Si estás en periodo de lactancia.
  • Si no te ocurre nada de lo anterior, no tendrás ningún problema.

Hay tres formas de medir los niveles de cetonas: tiras de orina, analizadores de aliento y medidores de sangre

Ha llegado el momento de volver a dar la bienvenida a algunos de esos viejos favoritos que una vez te dijeron que eran malos para ti. La ciencia ha demostrado que esta información nunca fue correcta. Come alimentos reales, bajos en carbohidratos, como la carne, el pescado, los huevos, las verduras y las grasas naturales, como el aceite de oliva o la mantequilla verdadera. Una regla sencilla para los principiantes es comer alimentos con menos del 5% de carbohidratos.

Este es un malentendido común y se basa en la creencia de que demasiadas proteínas pueden ser perjudiciales para los riñones.
Sin embargo, la realidad es que una dieta keto es alta en grasas, no en proteínas, y las personas con una función renal normal manejan el exceso de proteínas perfectamente bien. De hecho, algunos estudios han demostrado que una dieta keto puede incluso proteger los riñones, especialmente en el caso de los diabéticos.

El agua es, con diferencia, la mejor opción sin carbohidratos. El café y el té, sin azúcar, también son buenos refrescos, y un vaso de vino de vez en cuando también está bien. El vino blanco seco es el que menos carbohidratos contiene.

El momento en el que el cuerpo entra en cetosis puede variar de una persona a otra, pero es sensato mantenerse por debajo de los 20 gramos de carbohidratos netos (el total de carbohidratos, menos la fibra no digerible, es igual a los carbohidratos netos) al día.
Las personas que no son resistentes a la insulina – personas delgadas, jóvenes que hacen ejercicio con regularidad – a veces pueden tolerar más carbohidratos, quizás 50 gramos o más al día.

Existen datos sólidos que sugieren que el perfil general de colesterol tiende a mejorar con una dieta keto, ya que reduce los triglicéridos y aumenta el llamado colesterol «bueno» HDL.
En algunos casos (todavía una minoría), las personas pueden experimentar un colesterol total alto. Si esto es peligroso o seguro es un tema muy debatido y actualmente no hay estudios de calidad para determinar la respuesta.
Sin embargo, si su colesterol es muy alto – más de 400 -, es posible que quiera tomar medidas para reducirlo para estar seguro.

Este es un aspecto que confunde a mucha gente, ya que las frutas se consideran generalmente saludables. Sin embargo, son muy ricas en carbohidratos y azúcares, a diferencia de las verduras sin almidón.
Por ello, cuando se pretende alcanzar un estado de cetosis dietética, se debe evitar la mayoría de las frutas.
Si desea consumir frutas en su dieta, algunas bayas – fresas, frambuesas, moras – son las mejores opciones y proporcionan entre 5 y 6 gramos de carbohidratos por cada 100 gramos (31⁄2 onzas).

Generalmente, por encima de 0,5 mmol/l.

Si no estás en cetosis, las dos razones más comunes son el consumo de demasiados carbohidratos o de demasiadas proteínas.

Para obtener los resultados más precisos, debes medir siempre sus niveles de cetonas a la misma hora todos los días y en las mismas condiciones.
Mucha gente opta por medirse por la mañana antes de comer porque así es más fácil comparar los resultados del día a día. Sin embargo, las cifras de la mañana suelen ser de las más bajas del día, mientras que las de la noche son más altas.

No hay nada que sugiera que la dieta keto sea perjudicial durante el embarazo, ya que muchos médicos de renombre mundial la utilizan con éxito en pacientes embarazadas. También se cree que es muy útil para las mujeres embarazadas que padecen diabetes gestacional.
Sin embargo, al no haberse publicado ningún estudio científico sobre la cuestión, aún no existe una respuesta definitiva. Por lo tanto, es aconsejable ser prudente y optar por una dieta baja en carbohidratos que es más moderada durante el embarazo, a menos que, por supuesto, el enfoque cetogénico aporte beneficios importantes para la salud.

¿Tienes alguna pregunta que consultarnos?